Thursday, March 13, 2014

Las maestras de la República_documental



Las maestras republicanas fueron unas mujeres valientes y comprometidas que participaron en la conquista de los derechos de las mujeres en España y en la modernización de la educación, basada en los principios de la escuela pública y democrática. Este documental, a través de la recreación de una maestra de la época y de imágenes de archivo inéditas, nos descubre el maravilloso legado que nos han dejado las maestras republicanas y que ha llegado hasta nuestros días. Articulado en base a testimonios de investigadores y familiares, nos muestra el momento histórico que vivieron estas docentes y su participación en la transformación social de nuestro país a través de la educación. Premio Goya 2014 a la Mejor Película Documental




"Alma, María, alma”. El pedagogo de la Institución Libre de Enseñanza Manuel Cossío recomendaba a la maestra María Sánchez Arbós trabajar con alma, con entusiasmo. Eran los tiempos de la República,los tabiques de madera que separaban hasta entonces en las escuelas a niños y niñas habían caído. Comenzaba entonces un periodo corto, apenas cinco años, pero intenso y fructífero en los que la labor por una educación pública, laica y solidaria rompería todos los tabúes vividos hasta entonces en España. Y ahí aparecieron las maestras, que simbolizaron como nadie los valores de la Segunda República, enfrentándose a un pensamiento conservador y católico y luchando contra un analfabetismo que alcanzaba al 32% de los mayores de diez años. Echaron abajo barreras y con su trabajo en ciudades y, sobre todo, en el campo, se convirtieron en las nuevas mujeres, independientes, libres y defensoras de la igualdad entre sexos. El documental Las maestras de la República, que se estrenó ayer en las salas, rastrea por las vidas de todas aquellas mujeres comprometidas que participaron en la conquista de los derechos femeninos, a través de su trabajo, y en la modernización de la educación, plantando las raíces por una enseñanza pública y de calidad. Dirigido por Pilar Pérez Solano,Las maestras de la República, producido por la Federación de Trabajadores de la Enseñanza del sindicato UGT, obtuvo el goya al mejor largometraje documental en la última gala de los premios de la Academia de Cine.

Pérez Solano: "No hemos profundizado en el dolor, sino en el legado que nos dejaron, que fue inspirador para el futuro"
Pilar Pérez Solano, alicantina de 46 años, todavía no sale de su asombro de cómo este documental, realizado sin presupuesto y rodado con un equipo de cuatro personas, ha alcanzado el éxito que le ha venido acompañando desde que se enseñó por primera vez en marzo de hace un año. “Es todo sorprendente. Nunca pudimos imaginar todo lo que nos está pasando”, confiesa su realizadora, que acaba de recibir una llamada telefónica para viajar a Nueva York en la próxima primavera y presentar allí su trabajo. “Estas maestras eran unas auténticas desconocidas y creo que estamos en un momento decisivo de recuperar nuestra identidad a través de la memoria histórica, además de un gran entusiasmo con todo ese movimiento a favor de los valores que instauró la Segunda República en nuestro país”.
Ella misma ha realizado ese viaje hacia el pasado, descubriendo la labor y memoria de estas mujeres, desde que en 2010, en la Biblioteca Nacional en Madrid, fue invitada a unas jornadas sobre las maestras republicanas, en unas jornadas de la FETE.
El documental, con imágenes de archivo inéditas y entrevistas con historiadores y familiares de las protagonistas, sigue las reflexiones de una maestra de la época, interpretada por Laura de Pedro, con una voz en off que va leyendo fragmentos del libro de Josefina Aldecoa, Historia de una maestra. “Si yo quisiera explicar lo que era entonces para mí la política, no sabría. Yo creía en la cultura, en la educación, en la justicia. Amaba mi profesión y me entregaba a ella con afán. ¿Todo eso era política? Encontré en Ezequiel todo aquello que mi padre me había enseñado, la austeridad, la mística del trabajo, la inagotable entrega. ¿Era eso política?”, se pregunta la maestra Gabriela López Pardo en el libro de Aldecoa ante la llegada de la República, en abril de 1931.
Hay dolor pero poco en Las maestras de la República y eso que fueron duramente represaliadas tras la Guerra Civil y el triunfo del golpe de Estado del general Franco. “No he querido hacer una historia ni triste, ni dramática. No hemos profundizado en el dolor, sino en el legado que nos dejaron, que fueron muy inspiradoras con el futuro y lo que estamos viviendo ahora. Hemos ensalzado el optimismo de que todo es posible. Nos dieron un ejemplo y unas claves muy claras para la enseñanza. El dolor no nos ayuda y eso que fueron apartadas, acusándolas de crímenes contra la moral. Sufrieron cárcel y algunas fueron asesinadas. Muchas de ellas se exiliaron al exterior, principalmente a México, donde montaron las escuelas rurales, y otras sufrieron el exilio interior, que fue durísimo. Se tuvieron que conformar con clases particulares”, explica la directora.
María Sánchez Argós, Julia Vigre o Balbina Gayo son mucho más que tres nombres. Son el símbolo de aquellas maestras que recitaban a Machado y Juan Ramón Jiménez con respeto y emoción. Los mismos sentimientos que hoy todavía alberga Hilda Farfante. A sus 82 años, la hija de Balbina Gayo, llora desconsolada cuando recuerda el fusilamiento en septiembre de 1936 de su madre —directora de una escuela en Cangas (Asturias)— y su padre —profesor en el mismo centro—. Tenía cinco años y era la mayor de tres hermanas. Ella se quedó con una hermana de su madre, también maestra, con la que vivió en la dictadura franquista y en la que aprendió a vivir en el silencio, el horror y el miedo. “Lo que no aprendí de mi tía fue a no llorar en público. Estuve muchos años sin gritar hasta hace poco. Grité tanto que me quité todos los gritos que llevaba dentro”. Por Rocío García, Babelia, 15.04.14
Las maestras de la República. Dirección: Pilar Pérez Solano. Estreno en salas: 14 de marzo.

No comments: